InicioCategoríasSobre mí
Guzmán y motita

Paseo de la motita

Por la Gneisenaustraße

por Talita

vuela la motita y se posa en un hocico blanco y blando

vuela la motita para llegar al agua donde flota hasta que se hunde

(lógica aplastante)

se hunde la motita pasando frente a fachadas azules de edificios deconstruídos

llega la motita a una bañera-maceta donde hay plantada una huerta

huele la motita los tomates la albahaca y el queso

(una auténtica caprese)

piensa la motita prssictii iscriipsi ii ip y emprende el regreso a la superficie

vuelve la motita al hocico blanco y blando pasando antes por las fachadas deconstruídas

compra la motita bizcochitos de grasa y se toma unos mates con yerba canarias

¡ay, motita!